Aprovechando que no hay nadie en el vagón, este chico activa la cámara de su móvil e incita a su guapa novia a que le coma la polla. Primero él le toca uno de los pechos y ella se ríe, después es ella la que le baja el pantalón y se mete tímidamente la polla del hombre en la boca. Poco a poco se va olvidando de que está en un lugar público y la chupa cada vez con más ganas. La chica se está poniendo realmente cachonda. El tren se para, porque llega a la estación y varios pasajeros se bajan del vehículo. Entonces es posible que varios de ellos lleguen a ver la escena sexual por la ventana. Aunque a la pareja parece no importarle.