Vídeo casero en el que una joven rubia con los dientes separados le hace una buena mamada a su novio. La  pareja comienza besándose, y el chico le acaricia mientras los pezones a la muchacha.  Continúan así un rato, haciendo el tontito ante la cámara, hasta que ella por fin se decide a comerle todo el asunto. Por lo que el chico se baja un poco el pantalón y ella se mete la polla en la boca. Primero se limita a darle besos en la punta del pene, pero poco a poco va chupándola con más decisión. Para ello agarra el pene con las dos manos y se lo come placenteramente.