Esta rubia es muy sumisa con su pareja. En el vídeo, se sienta en el sofá de su casa y espera a que el chico le meta la polla en la boca. Entonces él le folla literalmente la cavidad bucal, de manera muy bestia. Ella no se queja, pues le gusta esa sensación. Cuando su novio se cansa, ella continúa comiéndole la polla. Se la mete entrega en la boca, algo que a él le encanta. La chica chupa con ansia hasta que su pareja se corre. Y por supuesto lo hace en la cara de ella, quien no se opone en ningún momento a complacer en todo lo que él dice.