Esta morena agarra la polla de su novio con una mano, saca la lengua y lo pajea, esperando que se le corra en toda la boca, ya que le encanta tragarse la lefa. Para adelantar el orgasmo del hombre, también se sirve de su boca, comiéndole la polla con cara de viciosa. Pero el hombre no es capaz de correrse, así que él también se ayuda de su mano para pajearse. Mientras, ella le lame el pene con la lengua. Finalmente, el hombre estalla y le llena la boca de leche a su novia. Esta sigue chupando, hasta dejar el pene sin una sola gota de semen.