Esta pareja se emociona demasiado practicando sexo anal. Lo disfrutan tanto que lo hacen demasiado a lo bestia. Entonces a la chica se le irrita el colon y le entran ganas de cagar. Sin cortarse un pelo, lo hace allí mismo. Y su novio es quien le agarra el truño mientras cae. Y para mayor asquerosidad, él se limpia a sus nalgas, dejándolas perdidas de mierda. Después continúan follando, como si nada. Al final, el chico se corre, y lo hace en el culo de su pareja, por lo que mezcla la caca con el semen.  Menos mal que están en la bañera y pueden limpiarse con facilidad.