Este tío quiere probar algo nuevo en el mundo del sexo y, por ello, le ha pedido a su mujer que le haga todo tipo de prácticas sexuales. Ella le ha dicho que se quite la ropa interior, que habrá bien las piernas y ha sido entonces cuando le ha empezado a meter cosas por el culo. Aunque al principio se sentía algo molesto, lo cierto es que no ha tardado en verle el atractivo a la situación hasta que se ha corrido.