Un hombre y una mujer han decidido que van a dar rienda suelta a su imaginación y por eso han probado una práctica muy interesante. La mujer se ha puesto a cuatro patas para que el tío la pueda llegar a penetrar por el culo. Lo mejor de todo es que e las primera vez por lo que ella no sabe si le va a gustar. Le dolerá un poco pero luego disfrutará.