Un hombre ha conseguido convencer a su novia de que tengan sexo anal. Antes de que se pudiera llegar a arrepentir, el tío le ha abierto bien el culo y la empezado a penetrar sin ningún tipo de contemplación.