Una pareja se han ido de excursión al medio del campo para poder tener la intimidad que no tienen en casa. En el momento en el que se han quedado a solas, el tío le ha pedido que hiciera una estupenda mamada que no olvidase en su vida. Ella se ha excitado tanto que sea quitado las bragas y le ha pedido su novio que la penetre por detrás durante un buen rato hasta que se corra.