Esta mujer está cansada de que el hombre que se caso con él la humille en todo momento y que sexualmente haga con ella todo lo que se le venga en gana; es por esta razón, por lo que ha decidido tomar la iniciativa. Lo que ha hecho ha sido atarle en la habitación y hacer con el lo que se le venga en gana. Al final lo ha sentado en una silla y le ha tocado la polla durante un rato hasta que se ha corrido.