Un hombre ha llegado del trabajo con la polla bien gorda y le ha pedido a su mujer que se quite las bragas, que se ponga a cuatro patas y que se deje penetrar por detrás, algo que no tardará en hacer.