Este tío hace algunos meses que lo dejó con su anterior pareja. En un momento dado, ha vuelto a la casa a poder coger algo que se dejó en ese momento. Y se ha encontrado con que la muy guarra le estaba esperando vestida con una bata de lo más erótica. Antes de que pudiera hacer nada, ella se ha puesto a cuatro patas y le ha mamado el pene durante un buen rato. Lo que estaba buscando es ser penetrada hasta correrse.