Una rubia se ha vestido de una forma muy provocativa para poder poner a tono a su hombre cuando llegue a casa. Nada más aparecer se ha subido el vestido, se ha quitado las bragas y le ha enseñado el lugar donde poder métersela.