La sirvienta se encuentra limpiando el baño vestida con un atuendo de lo más provocativo para calentar al macho de la casa. Al final lo ha conseguido y se ha prestado a uno de los juegos. El tía la atacará en una silla y poco a poco la irá desnudando. Después la pondrá a cuatro patas para poder verle el culo gordo y la penetrará por detrás hasta que se le corra dentro.