Este hombre siempre ha sido el amo en sus relaciones sexuales y ha llevado el control en todas ellas. Ahora está un poco harto de ese control y ha contratado los servicios de una profesional del mundo del sexo para que se la metan por detrás, cómo si él fuera el sumiso. Lo mejor de todo es que también se ha aburrido de tener sexo con mujeres delgadas, por lo que en esta ocasión se ha cogido a una obesa. Le ha encantado.