Este hombre y esta mujer hace mucho tiempo que se atraen entre ellos pero hasta este momento no se habían decidido a poder dar el siguiente paso. En esta ocasión, han bebido un poco de más y antes de darse cuenta, la tía estaba bien abierta de patas y puesta en pompa para que el otro hiciera lo que quisiera. El tío le ha metido las manos por el chocho para ver lo excitaba que estaba antes de meterla y correrse.