Esta mujer ha decidido que quiere entrar a trabajar en el mundo del porno… lo que no sabe es que tenía que pasar una entrevista de lo más especial. Se ha citado con un par de tíos en un hotel. Uno de ellos le ha dicho que lo primero que tiene que hacer es comerle durante un buen rato la polla. Después ella se quitará las bragas y se dejará penetrar por el culo. Al final se le correrán en la boca.