Esta pareja quieren probar algo nuevo en el mundo del sexo porque, de esta manera, pueden llegar a alcanzar nuevos niveles de placer que nunca antes habrían creído posible. Lo primero que han probado ha sido las esposas; la rubia se ha quedado desnuda y el tío le ha esposado con las manos en la espalda. Como no tenía bragas y al verle el culo tan potente, se ha sacado la polla y se la ha metido por detrás hasta correrse los dos.