Este hombre quiere alcanzar nuevos niveles de placer que nunca ha experimentado a lo largo de su vida; precisamente por esta razón se ha comprado un cinturón con una polla integrada que no ha dudado en dejar a su mujer para que le penetre con el. Aunque en un principio, debido a que pensaba que le iba a doler, ha dudado, al final ha sido una experiencia completamente maravillosa. Es muy posible que repita.