Esta mujer es una buena guarra, y tiene un canal de sexo desde el que hace todo tipo de guarradas. Por ejemplo, en esta ocasión se ha ido a un sexshop para comprarse una polla de plástico de la más alta calidad del mercado. En el momento en el que ha llegado a casa, se ha desnudado y se la ha comido como si fuera de verdad. Es que incluso hasta se la ha pasado por las tetas para excitar a la audiencia.