Esta mujer tiene un extraño vicio y es que antes de irse a la cama se la tiene que comer a su chico. Este la ha grabado con una cámara sin que se de cuenta.