Esta mujer quiere probar sensaciones extremas que nunca haya experimentando. Ha hecho de todo en el sexo y por eso piensa que no hay forma de que pueda disfrutar mucho más. Le ha pedido a unos amigos que le metan la mano por el ano a ver hasta donde son capaces de llegar. Aunque ella pensaba que esto era algo que no le iba a gustar, no podía estar más equivocada ya que ha disfrutado como nunca.