Este tío está algo aburrido de sus relaciones sexuales tradicionales y por ello le ha pedido a su mujer probar con algo nuevo. Le ha comprado una polla de plástico que no va a tardar en pedirle que se la meta por el ano. La mujer se la pondrá en forma de cinturón y la lubricará previamente. Una vez que el tío haya dilatado el agujero, se la meterá de una forma brutal.