A esta mujer le ponen los médicos a saco y, por esta razón, su marido se ha hecho con una bata, la ha seducido por completo y se la ha metido como si fuera una paciente.