Este hombre ha colocado una cámara espía en la habitación de su compañera para poder grabarla sin ropa en el momento en el que venga de la lucha. Le ha visto las tetas, el culo y el coño.