Una chica ha decidido que quiere probar con nuevos juguetes sexuales para ver si así puede incrementar el placer que siente cuando tiene relaciones. Es por ello por lo que le ha pedido a su compañero que le meta el más grande que pueda encontrar en la tienda. En el momento en el que ha llegado a casa se ha quitado las bragas, se ha puesto a cuatro patas y se ha dejado penetrar.