Este hombre y esta mujer han aprovechado un día que los dos tenían libre para poder irse al campo a relajarse. Sin embargo, en el momento en el que los dos se encontraban a solas se han dado cuenta de que estaban muy excitados y, por esta razón, la tía se ha quitado las bragas, se ha puesto a cuatro patas y se ha dejado penetrar por el otro por detrás. Lo ha hecho tan bien que no ha tardado en correrse.