Este hombre y esta mujer se han ido un día a la playa para poder relajarse y olvidarse de sus problemas por un rato. En el momento en el que se han visto en bañador, la tía le ha desnudado, le ha sacado la polla y le ha hecho una mamada increíble; en cuanto el otro la tenía bien dura, la mujer se ha quitado el bikini, se le ha puesto encima y se ha dejado follar un rato hasta que se ha terminado corriendo.