Una chica se encuentra completamente desnuda en la cama de matrimonio. Su novio la ha puesto a cuatro patas, le ha vendado los ojos y le ha atado las manos a la espalda. Después la ha empezado a torturar ya que es algo que a ella le pone a 100. Al final del todo follarán de una forma muy especial alcanzando nuevos niveles de placer que ninguno de los dos habría creído posible.