Una chica con el pelo de color rosa le va a hacer una mamada a su novio que seguro que no va a olvidar en su vida. Se ha puesto de rodillas le ha bajado la bragueta y se la ha empezado a chupar sin parar. Al otro se le ha puesto dura enseguida porque la técnica que tiene ella es muy buena. Se la ha seguido chupando hasta que se le ha corrido en la boca.