Una chica quiere entrar a trabajar en una agencia de Escorts de lujo. Lo primero que la agencia le ha pedido es que se grabe para poder evaluar su cuerpo y sus habilidades. La chica se ha puesto un vestido muy ajustado que se ha ido quitando poco a poco para mostrar sus enormes tetas a la cama. Ha querido ir mucho más allá metiéndose los dedos por el coño haciendo que cualquiera que viera la grabación se corriera con ella.