Una mujer está haciendo una mamada a un hombre pero de una forma muy especial, lleva los ojos completamente vendados. En el momento en el que el tío note que la tiene bien dura, cogerá a la chica, la pondrá a cuatro patas y empezará a masajearle un rato el coño hasta que se le humedezca completamente. Después la colocará a cuatro patas sobre el sofá y se la empezará a meter como un loco.