Una chica tiene una gran cantidad de seguidores en un canal erótico que ha contratado. Todas las semanas se le ocurre un evento especial para tener contentas a todas las personas que le siguen. Esta vez ha ideado algo muy especial, se ha puesto una mordaza de color naranja en la boca y se ha conectado unos electrodos a los pezones. El estímulo es tan especial que la muy guarra repetirá en varias ocasiones.