Es fin de semana y esta pareja aprovecha la ocasión para practicar un poco de buen sexo delante de la cámara. El hombre espera tumbado en cama, y mientras su mujer, una rubia cuarentona muy bien conservada y con unas tetazas, se va hacia su pene, para practicarle una buena mamada. Pero poco tiempo está así, porque ella lo que quiere es follar. Por lo que se le pone encima a su marido y se introduce la polla por el coño. La mujer es quien hace todo, follando primero sobre sus rodillas, y luego todo el polvo de cuclillas. El hombre está encantado con lo bien que folla su milf