La rubia quiere probar con algo nuevo y diferente, quiere que se la metan por detrás. Su novio no está del todo convencido por lo que ha tenido que hacerle una buena mamada para ello. Después de que la tenga buen dura, se le ha puesto encima y se ha metido la polla el culo. Han follado durante un rato mientras la rubia no paraba de gemir. Al final el hombre no ha podido aguantarlo y se ha corrido dentro del culo.