Esta pareja practica sexo anal a lo bestia. Lo hacen en el suelo, al lado de la cama, sin condón y a cuatro patas. La tía debajo y el hombre arriba, metiéndole la polla hasta el fondo. Él va alternando penetraciones rápidas que mueven de un lado a otro las nalgas de la mujer, con otras otras más lentas y profundas, de esas que ambos sienten y disfrutan más. La pareja tiene experiencia ya en el tema, y solo saben sentir placer, a ella no le duele en ningún momento, pese a lo fuerte que se la folla su hombre.