El novio de esta mujer le ha pedido que le haga una mamada muy especial. Al principio le da algo de vergüenza pero en cuanto comprueba que no hay nadie cerca, se la mete en la boca y da rienda suelta a su imaginación. Después se sube un poco la camiseta para que el otro se pueda excitar aún más viéndole las tetas. Finalmente se le hará una paja con las manos para que termine.