Joven pelirroja con mucho parecido a Emma Watson se encuentra de pie en su cocina, seduciendo a un amigo suyo que la vuelve loca. Con lo buena que está no es de extrañar que el chico acepte la proposición, cuando ella comienza a desnudarse delante de él. De modo que él la acaricia, le agarra las tetas y se las lame con cara de deseo. Una vez están ambos desnudos, ella se arrodilla y le practica una espectacular mamada. Como no, la pelirroja es una cerda, y le encanta sentir el rabo tocándole la campanilla. El colega ya no aguanta más, y necesita follársela a cuatro patas.