Esta pareja se masturba mutuamente en la habitación de su casa. El hombre esta de pie, mientras su novia, a cuatro patas sobre la cama, le come la polla. Cuando el chico cree haber tenido suficiente por el momento, deciden cambiarse los papeles. Entonces, con la mujer en la misma postura, cogen un consolador con el que el hombre penetra la vagina de su pareja, y también el ano, con la intención de dilatarlo para después podérsela follar por el culo.