Esta joven demuestra tener mucha experiencia haciendo sexo oral. La chica es delgada, y masturba la larga polla de su novio, que se encuentra  en su cama. Pronto se mete la polla en la boca y comienza a chupar. La chica va alternando boca y mano para dar placer a su novio, el cual continúa ricamente tumbado sin tener que hacer nada. Solo participa en el último momento, para correrse, lo quiere hacer en el cuerpo de su novia, pero le sale tan poca lefa que no es capaz. Una pena, porque la chica estaba deseando que le llenaran las tetas de leche.