Una pareja está ya algo aburrida de sus relaciones sexuales tradicionales y por ello han decidido hacer algo para conseguir marcar la diferencia. El tío le ha comprado un vibrador muy especial que no ha tardado en introducirse por el coño. Han disfrutado de una situación de lo más especial hasta que luego el tío la ha penetrado mientras ellas se masturbaba. Una experiencia que seguro que terminan repitiendo varias veces.