Este hombre hace mucho tiempo que no tiene sexo con ninguna mujer, por lo que ya le da igual con quien acostarse. Lo que ha hecho ha sido darle una cierta cantidad de dinero a la vecina porque sabe que ella está bastante necesitada. Ella le ha dicho que no se iba a dejar follar, pero que si quería se la podía mamar durante un buen rato. Se la ha chupado tan bien que no sabe si se le va a correr en la boca.