Estas dos chicas se han sentido atraídas por el profesor del gimnasio en el momento en el que se lo han encontrado delante por primera vez. Es por ello, por lo que se lo han llevado de fiesta y lo han emborrachado. Cuando lo han tenido a su merced, le han bajado la ropa interior y le han sacado la polla. Para poder ponérsela bien dura, lo que han hecho ha sido comérsela durante un buen rato, consiguiendo, incluso, que llegue al orgasmo.