Este tío sabe que su mujer lleva mucho tiempo sin acostarse con nadie, y le da bastante pena. Es por esta razón, por lo que ha decidido que va a hacerle un buen favor. Se ha encargado de ir a verla y de seducirla durante un buen rato. Cuando lo ha conseguido, ella se ha bajado las bragas, se ha abierto bien de piernas y se ha dejado penetrar. El hombre lo ha hecho tan bien que ha conseguido llegar al orgasmo en un tiempo récord.