Este hombre está deseando de que le puedan llegar a comer la polla de una forma profesional, por lo que ha contratado a una escort de lujo que lo pudiera llegar a hacer. Ha elegido a la primera que ha visto en la calle y, cuando la ha tenido delante, se ha sacado el pene y le ha dicho que se la mame un buen rato. Se la ha chupado tan bien que no ha tardado en poder llegar al orgasmo de una forma de lo más especial.