Este tío trabaja cómo dentista y le pone a 1000 ver las bocas de sus clientas; siempre se imagina mientras las penetra de esta manera. En esta ocasión, se ha conseguido ligar a una de ellas y le ha atado las piernas porque también le pone mucho. Le ha vendado los ojos y lo primero que le ha hecho ha sido comerle el coño durante un buen rato, después ha hecho lo mismo con su polla. Luego han follado.