Esta mujer, antes de irse al trabajo, se la come al novio un rato para que no pueda pensar en otras personas. Así el hombre se desahoga y luego el día es mucho más fácil.