Esta mujer se ha olvidado del cumple de su chico y, para poder compensarlo, lo que ha hecho ha sido hacerle un homenaje del o más especial. Lo ha despertado en plena noche, le ha quitado la ropa y le ha empezado a agitar la polla durante un buen rato. No contenta con esto, también se ha encargado de poder chuparle el pene durante un buen rato. Se la ha agitado tanto y tan bien que no ha tardado en poder correrse como nunca.