Este tío, a pesar de que su novia está muy buena, se aburre mucho cuando tienen relaciones sexuales porque han hecho prácticamente de todo. Es por ello, por lo que le ha pedido a ella un poco de variedad. A la chica lo único que se le ha ocurrido es comprar un enorme vibrador, poner al tío a cuatro patas y metérselo por detrás. El chico pensaba que esto no le iba a gustar nada, pero se ha equivocado por completo.