A este hombre le gusta probar juguetes sexuales en su novia; siempre que aparece uno nuevo lo compra y luego lo va utilizando de forma repetida. En este caso ha cogido a su mujer, le ha quitado las bragas y la ha abierto bien de piernas para poder meterle este producto erótico por el coño. Ella se ha quedado completamente quieta porque sabe que el chico sabe hacer muy bien todo lo relacionado con ese tema.